Santa Francisca Javier Cabrini

Hoy celebramos la fiesta de Santa Francisca Javier Cabrini, patrona de los inmigrantes. María Francisca Cabrini nació el 15 de Julio de 1850 en Italia en una familia acomodada.

Fue la menor de 13 hijos. Desafortunadamente, solamente 3 de sus hermanos sobrevivieron después de la adolescencia y ella vivió una vida con un estado de salud frágil.

Desde pequeña, al escuchar lecturas misioneras, quiso ir a predicar a tierras extranjeras, pero sus padres la enviaron a estudiar para profesora con las religiosas de Arluno. Se graduó con altos honores y obtuvo un certificado de maestra.

Cuando Francisca tenía 18 años, ella quería ser admitida en la congregación de las Hijas del Sagrado Corazón, pero fue rechazada por su mala salud. Entonces un sacerdote le pidió que fuera maestra en el orfanato de la Casa de la Providencia en Cadagono, Italia. Permaneció ahí por 10 años enseñando en la escuela de niñas y reuniendo una comunidad de mujeres exhortándolas a vivir la vida religiosa. En el año 1877, se convirtió en la Madre Cabrini después de que por fin tomó sus votos y el habito religioso, y añadiendo Javier a su nombre en honor a San Francisco Javier.

Cuando el orfanato de la Casa de la Providencia cerró, el obispo le pidió, junto con otras seis mujeres, fundar las Hermanas Misioneras del Sagrado Corazón para ayudar a los niños pobres en los hospitales y las escuelas.

En sus primeros cinco años, el instituto estableció siete casas, una escuela gratuita y una guardería. Francisca quería continuar su misión en China, pero el Papa Leo XIII le pidió que fuera a los Estados Unidos, una nación que estaba siendo inundada por inmigrantes italianos que necesitaban su ayuda.

El 31 de marzo de 1889, Francisca llegó a la ciudad de Nueva York junto con la otras seis hermanas listas para comenzar su nuevo viaje. Pero desde el principio se encontraron con muchas dificultades y desilusiones. La casa que originalmente sería el nuevo orfanato ya no estaba disponible, pero Francisca no se rindió, aunque el arzobispo insistió que regresará a Italia.

Después de que se rehusó a regresar, el arzobispo Michael Corrigan las encontró en el convento de las Hermanas de la Caridad. Entonces le dio permiso a Francisca de fundar un orfanato en lo que ahora es West Park, Nueva York y conocido como la Casa de Santa Cabrini.

Llena de plena confianza en Dios y dotada con una habilidad maravillosa para administrar, Francisca fundó 67 instituciones, incluyendo orfanatos, escuelas, y hospitales. Sus instituciones se extendieron por todo Estados Unidos, incluyendo Nueva York, Colorado e Illinois.

Francisca fue conocida for ser ingeniosa y una mujer de oración. Siempre encontraba la manera de que la gente donara dinero, tiempo, y apoyo para sus instituciones.

En 1909, Francisca se convirtió en ciudadana naturalizada de Estados Unidos. Ocho años después, el 22 de diciembre de 1917, murió a los 67 años de edad. Ella fue la primera ciudadana de Estados Unidos en ser canonizada.

Santa Francisca Javier Cabrini ruega por nosotros.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.