El Llamado:La Vida de Un Seminarista Pt.1

El Inicio de mi vida como un Novicio Jesuita

En este hermoso tiempo de Pascua, donde seguimos regocijandonos en la alegría de la resurrección, les doy un un caluroso saludo en Cristo y en María deseando que nuestro Dios amoroso siga derramando las gracias de su Espíritu en cada una de sus familias, comunidades, ministerios y proyectos. Mi nombre es Oscar Danilo Mendoza Rugama y soy un Novicio Jesuita en la Compañía de Jesús, mejor conocidos como Jesuitas.

La intención de este blog es de compartir con ustedes un poco de mi proceso de discernimiento que me llevó a tomar la decisión de responder al llamado de Dios y hasta este momento como he vivido este llamado en comunidad. Compartiré un breve resumen de mi proceso de discernimiento y en futuros blogs compartiré algunas experiencias concretas en mi formación que han solidificado mi llamado a servir como Compañero de Jesús en esta orden religiosa.

Comenzamos. Respondí a mi vocación cuando estuve tomando cursos de verano en el Instituto Hispano de la Universidad de Santa Clara en Berkeley del 2015 al 2017. Allí conocí a los primeros Jesuitas que nos estuvieron dando clases. Empeze a preguntar más sobre lo que hacían y fue cuando escuche de todos sus ministerios apostólicos no solo en este país pero en el mundo entero. Me cautivó la vida que transmitían y la manera tan profunda de espiritualidad que observé en cada uno.  Pronto inicié a practicar la espiritualidad Ignaciana (llamada así por su fundador San Ignacio de Loyola) y poco a poco fui dándome cuenta que estaba recibiendo en mi corazón una nueva, profunda e íntima paz.

La oración que empeze a practicar diariamente fue el “Examen” junto con la práctica de meditación de los evangelios. Esta combinación me llevó a una disposición más profunda a estar atento a los movimientos de mi corazón y todas las gracias que Dios me estaba regalando a cada momento. Mi corazon comenzo a inflamarse mas y mas con un amor que el único autor era Dios mismo. Era tan profunda esta experiencia que estaba teniendo que en el 2016 le pedí a uno de mis profesores del Instituto Hispano que si podía ser mi director espiritual a lo cual el accedió.

Este acompańamiento espiritual trajo aún más paz interior a mi corazón ya que fui notando cada vez más como Dios me estaba abrazando y guiándome a tomar la decisión. Mi director espiritual nunca me presionó a decidirme por los Jesuitas, al contrario me pidió que también hablara con el director de vocaciones de mi diócesis discernir con ellos también. El proceso de discernimiento con ambos me llevó a descubrir que Dios me estaba llamando a ser sacerdote religioso, en vez de sacerdote diocesano.

La espiritualidad Ignaciana fue la que me llevó a decidirme por los Jesuitas en vez de otras órdenes religiosas. Algunas características que me cautivaron mucho fueron: entender cómo los Jesuitas viven como “contemplativos en la acción”, el profundo e íntimo amor a Jesucristo que invita a servir en misiones en los márgenes de la sociedad y el “Magis” o hacerlo todo “Para Mayor Gloria de Dios”.

En resumen, el signo más palpable para mi decision fue la inmensa paz que estaba recibiendo de Jesús en mi corazón. Esta paz fue palpable en mi vida de oración, cuando compartí la decisión con mi familia, con el ministerio al que servía en la Iglesia (JPC), con mis jefes de trabajo y sigue siendo palpable en cada paso que sigo dando. Una paz acompañada de mucho agradecimiento y gozo.

Una vez aceptado, mi familia me llevó al noviciado el 20 de Agosto del 2017, y con mucho agradecimiento y alegría he vivido innumerable experiencias donde Dios ha confirmado esta decisión de seguirle más de cerca. En el próximo artículo compartiré cuales han sido las experiencias más significativas de mi vida como novicio: vida de oración, vida en comunidad, experiencias apostólicas, Ejercicios Espirituales, peregrinaje de pobreza y más.

Por el momento les encomiendo a la guia y proteccion de nuestra Madre María, quien ha acompañado a los Jesuitas como patrona desde sus inicios.  Que Nuestra Señora del Buen Camino guíe sus pasos cada dia mas a Jesucristo quien es nuestro camino, verdad y vida.

Les pido de sus oraciones ya que el 10 de Agosto estaré profesando los votos perpetuos en la Compañía de Jesús.

Su hermano en Cristo,

Oscar Danilo Mendoza Rugama, n.S.J.

662DFD8C-A148-4356-97FD-3C902C9A2A7F

 

2 comentarios sobre “El Llamado:La Vida de Un Seminarista Pt.1

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.